Colores de fiesta (I): Batukada

Gente en la calle, sonido de voces, gritos, móviles… y, de repente, sobre ellos, tambores, pitos, ritmo.

Una mancha naranja se va abriendo paso entre la multitud, que se aparta sin poder evitar seguir el ritmo, con las manos, los pies, la cabeza.

Aplauden, saltan, bailan al compás.

Es fiesta, es música. Es una batukada.

Y ellos saben cómo hacernos vibrar con su ritmo.

 

Deja un comentario