Éxito

Sentado en su flamante Porsche miraba hacia la fachada de su majestuosa casa. Enclavada en mitad de una de las urbanizaciones de lujo de las afueras de la gran ciudad tenía todo lo que cualquiera pudiera soñar.

Se la hizo construir cuando recogió su primer cheque con siete ceros. Rodeada de jardines idílicos, la piscina, la pista de pádel, su fuente central con sus chorros de agua, sus líneas rectas, minimalistas, resaltaban sobre el conjunto de la urbanización. Pese a la alta valla de metal que la rodeaba, el hecho de estar en el punto más alto de la colina le daba un aire de superioridad, como estando por encima del resto. La vista desde su terraza era envidiable, con el mar de fondo.

Suspiró.

Su primer negocio. Todavía recordaba cómo si fuera hoy: El padre de su novia del pueblo tenía un terreno en el que plantaba las viñas de las que producía el vino que mantenía a la familia. Se enteró por su amigo el concejal que se iba a realizar un desarrollo inmobiliario. Convenció a su futuro suegro de que lo mejor era hipotecar el terreno para ampliar la bodega con uva de otros productores. Sus estudios de administración de empresas lo convencieron. Su suegro se arruinó. Él se quedó con el terreno a precio de saldo a través de empresas fantasma. Su primer millón de euros, su primera huida, su primera ruptura y su primer juicio. Sus abogados lo ganaron.

Después vinieron negocios similares: primos, amigos, tios… en todos ellos fue capaz de ver el negocio allá dónde ellos no lo veían. Sólo que el negocio era sólo para él.

Su ansia le llevó a seguir adelante, buscando el próximo negocio, el próximo millón. Y así llegó a su hermana, a su hermano, y, finalmente, a sus padres.

Ahora lo tenía todo: todo lo que se podía comprar. Pero le faltaba todo: todo aquello para lo que el dinero no llegaba.

Y allí, contemplando todo lo que había sido capaz de alcanzar intentaba pensar en cuándo sus sueños se habían hecho fuertes para llegar a ser deseos reales. Pero los recuerdos no le dejaban.

Apretó el gatillo.

…………………………………………………………………………………………………………….

La culpa de esta historia es de @jesterhanny

Gracias por tus tres palabras

 

10 Respuestas a “Éxito

  1. Me encanta!!
    Gracias a ti!! Eres grande!

    Besos!

  2. Genial Carlos, como siempre! Da gusto leerte!
    Un beso!

  3. Me encanta como rematas las historias, nunca mejor dicho, jajaja… Eres grande, amigo!

    • El día que mis posts tengan un 10% de la repercusión y las visitas que los tuyos me empezaré a considerar un humilde discípulo tuyo.
      ;-)

      Gracias por tus palabras.

      Un fuerte abrazo.

  4. Llego con retraso!! Pero es lo que tiene haber estado de despedida de soltera por Canarias! (esto ha sido maldad gratuita, lo sé)

    Genial la historia, una vez más.

Deja un comentario