Pendiente (5)

¿Vas perdido?, igual deberías empezar por el principio

Pendiente: Capítulo 1 – Capítulo 2 – Capítulo 3 – Capítulo 4

 

La sala estaba fría. Nolo se ajustó el cuello de la chaqueta al entrar. Un chorro de vaho salió de su boca la primera vez que soltó aire, más para volver a coger que para respirar. No le gustaba el trago que tenía que pasar.

Había luz, mucha luz. Una luz blanca que dolía a los ojos y penetraba en el alma. Una luz que dejaba al descubierto algo más que los cuerpos. Esencial para poder ver las entrañas de los crímenes, de las injusticias, de los maltratos. Pero una luz que dejaba a la vista las miserias, los dramas, la realidad al fin y al cabo.

Al fondo estaba una camilla. Una sábana blanca servía para cubrir lo que se adivinaba como un cuerpo inerte. Un ser humano al que le habían quitado toda la humanidad en un instante.

Nolo se acercó. Lentamente. Arrastrando los pies y el alma hacia la camilla. Una vez allí levantó la parte de la sábana que cubría la cabeza de Alfredo, La Puri, se obligó a pensar. Estaba acostumbrado a la muerte. Tanto en su paso por la policía como después de ella, en los numerosos casos que había llevado como investigador privado había visto muchas veces los cuerpos sin vida de víctimas. Pero no estaba preparado para aquello.

La bala le había entrado por la parte derecha de la cabeza y le había salido por la parte posterior, que prácticamente no existía. Sin embargo, la cara estaba relajada. Todavía quedaban restos de la paliza, pero a Nolo casi le pareció que llegaba a sonreir.

Estuvo mirando un rato, hasta que notó que las uñas estaban a punto de hacerle sangre en la parte interna de la mano de la fuerza con la que apretaba los puños. Lentamente dejó caer la sábana otra vez sobre la cabeza de su amigo, como despidiéndose.

– Hijos de puta – murmuró.

Notó la calidez de la mano de Paco en su hombro y se giró hacia él.

– Lo siento, Nolo – dijo en voz baja, como si fuera a despertar a alguien que dormía cerca.

– No hay derecho. Siempre se van los mejores. Era una de esas personas que sabes que siempre están. En la sombra, pero con toda la luz. No merecía este final.

Paco asintió con la cabeza. Él también lo conocía desde hacía tiempo y sabía que se hacía querer con facilidad. Amable, siempre sonriendo y siempre dispuesto a ayudar. Tragó saliva con dificultad, tosió para aclararse la voz y se obligó a hablar más allá de sus sentimientos.

– Nolo. Siento que sea el momento. Pero necesito que me cuentes que ha pasado. Es mejor que me digas aquí en qué estabais metidos. No será oficial. Como amigo. Me servirá para posteriores investigaciones. Repito, no será oficial.

– No estábamos en nada – respondió Nolo – y hace tiempo que no somos amigos.

– Nolo, olvídate del pasado en este momento y ayuda a Alfredo.

– Jamás podré olvidar, Paco. Lo sabes. Y si estoy aquí es por Alfredo, no por ti, eso lo sabes de sobra – escupió con rencor Nolo – Y, repito, no estábamos en nada. Me ayudaba en algunos casos, pero últimamente no teníamos ninguno.

– El estado de tu cara dice lo contrario. Serías de gran ayuda si me contaras lo que piensas que puede haber pasado. Lo que sea. Sabes cómo funciona ésto.

………………

Bueno, ¿Le cuenta lo que ha pasado?

Por una parte, es posible que le ayude a esclarecer el caso o, por lo menos, a dar algo de luz.

Pero por otra, lo que ocurrió entre ellos hace tiempo le hace que desconfíe. Además de que en la carta J. le decía que no acudiera a la policía.

¿Qué creéis que debe hacer?, ¿se lo cuenta?, ¿o no?

 

 

 

11 Respuestas a “Pendiente (5)

  1. Pero ¿que es eso que les pasó en el pasado? Necesito saberlo!!!!

    No le va a contar nada, porque no se fía de Paco…yo tampoco, creo que no debería decirle nada. En el pasado le traicionó (seguro) y ahora le pasaría lo mismo!

    Que intente contactar de nuevo con J!!!!

  2. Hola
    Con Inés.
    Si en el pasado fue capaz de traicionar a su amigo esa “capacidad” permanece en él. Seguro. Tal vez se le pueda dar otra oportunidad de actuar de diferente forma pero en una situación más intrascendente. Yo creo que ahora no es el momento.

  3. Yo le daría una pista falsa para que me dejara en paz una temporada mientras averiguo lo que ocurrió. Así estará entretenido este falso amigo….

  4. Tampoco le contaría nada. Si alguien te ha traicionado una vez ¿por qué no lo va a hacer más veces?
    Por si no teníamos poco ahora también aparece “algo del pasado”
    Por cierto, exactamente ¿en qué trabaja Nolo? Si lo he leído no me acuerdo.

  5. Estoy con vosotras, Nolo no debe contar nada, ese tal Paco no es de fiar..

  6. Como la mayoría. Opino que chitón. Pero deberías hacer un flashback para alimentar nuestra curiosidad y saber qué fue lo que pasó para que Nolo esté tan resentido.

    Saludos

  7. Como me gusta llevar la contraria! Que le cuente, pero no todo. Que le de datos, pero no bastantes. Los justos para que le ayude… Seguro que sabe como hacerlo.

    Campeón!

  8. Yo opino como Esther, flashback para nosotros y aclarar algunos detalles de la historia del pasado al espectador y para Paco, los detalles cuanto menos mejor, si hubo problemas en el pasado aun hay resentimiento y quien mejor va a querer solucionar las cosas es el propio Nolo

  9. Que no, que no le cuente nada. Sino se fia de su compi desde ahce tiempo será por algo, además sospecho que si se lo cuenta se volverá en su contra y acabarán acusando a Nolo de lo que parece pero no es, sobre todo si se encuentra con un comisario de policia canalla sectario.

  10. Todo aquello que parece un tanto inofensivo y se insinua, no es su ambigüedad contradictoria sino su significado impostor .

  11. Cambiar de avión es perder aún más tiempo, no sólo por el hecho de moverse, sino por tener que empezar desde cero con la preparación de cabina.

Deja un comentario