Pendiente (6)

¿Vas perdido?, igual deberías empezar por el principio

Pendiente: Capítulo 1 – Capítulo 2 – Capítulo 3 – Capítulo 4 – Capítulo 5

 

– Paco, te repito que no estábamos en nada y sabes muy bien que, si lo estuviéramos te lo diría. No por mi, por Puri.

Nolo se giró y se dirigió hacia la puerta. Cuando estaba a punto de salir oyó a su espalda.

– Nolo, no te voy a quitar el ojo de encima.

– Lo sé. Paco. Lo sé.

…..

Pese a que el sol estaba fuera, la tarde era fría. Muy fría. Las puntas de los cipreses se mecían al ritmo de un viento gélido que entraba por los pasillos del cementerio y se colaba en los corazones de los allí congregados.

Un pequeño grupo de gente esperaba bajo una fila de nichos. Se arremolinaban entre ellos como intentando que el aire no se colara y darse algo de calor, pero era imposible.

Allí estaban las compañeras de Puri, llorando a moco tendido. Eran unas cinco. Pese a que habían intentado vestirse para la ocasión, lo poco que tenían delataba su condición. Únicamente los pañuelos eran blancos, lo que contrastaba con sus ceñidos vestidos negros, de minifaldas imposibles y medias de rejilla. Con el rimel corrido, eran las únicas que rompían el silencio del momento.

A su lado, cuatro policías de paisano. Antiguos compañeros de Nolo y Alfredo. Cabizbajos la mayoría. Con caras de circunstancias. Alfredo siempre había sido un buen compañero y eso se notaba. El único que no perdía la compostura y estaba allí más por puesto que por gusto era Paco, cuya cabeza erguida sobresalía sobre el resto.

Lola estaba cogida a Nolo. Con la cabeza hundida en su hombro derecho. Llorando en silencio e hipando por lo bajo. Nolo le tenía pasado el brazo por su cuello, dándole calor, tanto físico como de alma. Pese a que lo reprimía, a Nolo le caían dos lágrimas por las mejillas. Sinceras. Rabiosas. Amargas.

Cuando el operario acabó de sellar el nicho con un poco de yeso se acercó a Nolo. Le dio la mano.

– Lo siento, Nolo. Se van los mejores – dijo.

Nolo asintió. Lola se aferró fuerte a su hombro, desconsolada. Los policías desfilaron hacia la salida cabizbajos. Nolo echó un último vistazo a Paco. Éste le aguantó la mirada un par de segundos y se dirigió hacia la puerta. Cuando Nolo volvió a girar la cabeza hacia el nicho se encontró con las compañeras de Puri.

– Toma – dijo una de ellas tendiéndole un manojo de llaves – Son las llaves de su casa, siempre dijo que, si le pasaba algo, te las diéramos a ti. Decía que lo que había dentro eran tan tuyo como suyo y que sabrías hacer buen uso de él.

Nolo cogió las llaves y las miró con extrañeza. Como si no fueran con él.

– Gracias – contestó – Iré a echar un vistazo.

– Ahora no, Nolo – Le dijo Lola – Por favor. Esta noche necesito un cuerpo al que abrazar. Quédate en casa conmigo.

…….

¿Qué debería hacer Nolo?

 -Por una parte, no sabe qué habrá dejado su amigo en casa para él. Y más, con un mensaje tan directo de sus compañeras. Le pica la curiosidad, y mucho. Igual es algo relacionado con la noche en que empezó todo.

 – Por otra parte, Lola lo necesita con ella, en la cama y él lo sabe. Un poco de calor humano con lo que está pasando será bueno. También para él y con Lola está a gusto.

Es vuestro turno para decidir.

 

 

 

 

 

 

21 Respuestas a “Pendiente (6)

  1. Que se vaya con Lola, pobre…y a mitad de noche, cuando esté dormida que se acerque a casa de Puri. Siempre puede volver antes de que Lola se de cuenta de que ha salido a escondidas a mitad de la noche….

    Que nervios!!

    • Pobre Lola, dejarla en mitad de la noche. Lo veo una actitud poco caballerosa y Nolo es todo un caballero.
      Gracias por tu comentario y tu voto.

  2. Pues está difícil… Y la idea de Inés es buena, pero puede que si deja a Lola a mitad de la noche, sola… No vuelva a verla tampoco. Ya se que en los libros y en las pelis esto no vende pero yo me iría con Lila al piso de Alfredo a echar un vistazo y luego con Lola para casa.
    En el cementerio les han podido estar vigilando y ahora ya saben otro punto débil de Nolo.
    Por cierto, ¿Dónde está la tía de las llamadas de teléfono? Es la que lo ha liado todo!!
    En fin. Yo no iría a casa de Alfredo. ¿Va a encontrar algo allí sobre la chica de las llamadas o sobre la paliza del bar del puerto? Yo creo que no.

    Saludos

  3. Que se quede con Lola, y no se meta en más lios.. pobre Nolo..

  4. Que vayan juntos. Una visita a casa de su amigo no tiene por qué ser peligrosa; se harán compañía y pueden sacar más conclusiones que yendo solo.

  5. Vamos, que dejar a Lola sola es peligroso pero que le acompañe a casa de un ex-poli al que han matado es mucho mejor!!!

    Yo lo sigo teniendo claro…que hable con algún colega para que vigile a Lola y así le da protección mientras él investiga, ¿o es que se la va a llevar ahora a todos lados?

  6. Que no se separe de ella… si es en la cama, pues en la cama; y si ha de irse con ella a ver la casa o lo que sea, pues juntitos los dos, como la canción.

  7. Hola
    Me he liado. “Paco cogió las llaves”…¿No es Nolo quien las tiene?
    En cualquier caso como Paco ha dicho al principio que no le va a quitar el ojo de encima, creo que Nolo y Lola deben ir juntos a echar un vistazo. Paco les estará vigilando , cuidando en cierto modo porque es policía, así que no les pasará nada malo aunque se metan en la boca del lobo.

  8. Yo soy Nolo y me quedo el dia con Lola (al decir que es muy caballeroso) y al siguiente me acerco a casa de Alfredo e investigo que le ha dejado y que datos puede encontrar alli. Pero solo, siempre solo, no hay por que involucrar a nadie y mucho menos Lola, que si se corre peligro mejor uno solo.
    Personalmente me crea dudas la actitud de Paco, pero al no conocer que les paso pues…

  9. Que se vaya a casa de Puri que si se queda con Lola también se la llevarán por delante.

  10. Que le dé las llaves a Paco y se vaya con Lola, cuanto más lejos mejor. A veces desaparecer por un tiempo no es tan malo, y si es con buena compañía mejor.
    La cosa no está para andarse con tonterías… (aunque pensando así la historia se convertiría en una novela rosa y eso no mola).
    Definitivamente, que se vayan lejos los dos, ya habrá tiempo para saber qué ha pasado. Además, seguro que no les dejan desaparecer así como así.
    ¡Qué tensión!

  11. Directamente a casa de Alfredo. Aqui no estamos para darnos calor humano, hay un crimen y una historia que resolver.

  12. Nolo es un tipo duro, pero a la vez tierno y acogedor. Me ha gustado lo del calor, no solo del cuerpo, también del alma, asi q pasará la noche con Lola con la excusa de consolarla pero realmente para parar, pensar y hacerse fuerte y así poder ver que le depara el destino, eso sí, no podrá pegar ojo en toda la noche, s elevantará muy temprano y dejará un inmenso vació en la cama de Lola cuando ésta se despierte.

Deja un comentario