Pendiente (y 11)

¿Vas perdido?, igual deberías empezar por el principio

Pendiente: Capítulo 1 – Capítulo 2 – Capítulo 3 – Capítulo 4 – Capítulo 5 – Capítulo 6 – Capítulo 7 – Capítulo 8 – Capítulo 9 – Pendiente 10

Lo primero que notó Nolo fue la sangre en su cara. Caliente, espesa. Le llegó de repente, mojando su rostro más de lo que lo hacía el sudor.

Después notó todo el peso del grandullón rubio sobre sus piernas al desplomarse. Rebotó en sus rodillas y cayó al suelo. Nolo miró su cara, le faltaba la parte de la mandíbula por la que le había salido la bala.

Levantó la cabeza lo justo para ver a Paco apuntando a la nuca de Pietr con una mano mientras con la otra le cogía las manos a la espalda para ponerle las esposas. Tras él, una puerta abierta de par en par por la que iban entrando policías, todos ellos con las pistolas por delante apuntando al resto de componentes del grupo de Pietr que se encontraban en la nave. Uno de ellos llevaba una manta que se la estaba poniendo a la chica sobre los hombros, con delicadeza. En una de las ventanas pudo ver el cañón de un rifle asomando, todavía atento. Supuso que de él había salido la bala que le había salvado la vida.

Vio a Paco acercarse a él. Ponerle la mano en el hombro y hablarle:

– ¿Estás bien?

Nolo simplemente asintió con la cabeza, lentamente. Todavía le dolían los oídos, supuso que del disparo. Se dio cuenta que eran las primeras palabras que escuchaba, aunque supo que anteriormente había habido mucho ruido y gritos, pese a que su cerebro no lo había registrado, quizá preocupado todavía en su propia existencia.

Notó como le desataban las manos de su espalda y de la silla. Cuando las tuvo sueltas, se frotó las muñecas para darse algo de calor en ellas y hacer que la sangre volviera a sus manos. Cogió y soltó aire lentamente y se levantó.

Se dirigió hacia la chica. Una vez a su lado le cogió la mano y notó cómo temblaba. Estaba llorando. La abrazó y le susurró al oido:

– Ya está, todo ha acabado.

Ella le puso la mano en la mejilla, apretó los labios y asintió con la cabeza, incapaz de soltar palabra.

Nolo se levantó. Caminó unos pasos hacia una de las esquinas de la nave, palpándose el pantalón hasta que encontró el móvil.

Lo sacó. Buscó en la agenda un número que había anotado una semana antes y llamó. Esperó tres tonos hasta que descolgaron desde la otra parte. Tomó aire y dijo, todo lo sereno que pudo.

– ¿Señor Ruiz? Soy Nolo… Me contrató hace tres años para localizar a su hija Julia, ¿lo recuerda?… Bien… Tengo buenas noticias… Hemos localizado a su hija, está viva… Se la paso.

Levantó la vista hacia la chica, se dirigió hacia ella y le dio el móvil. Ella sonrió al cogerlo, pero comenzó a llorar en el momento en que escuchó la voz que salía de él.

Nolo se giró y sonrió también, justo antes de que una lágrima cayera sobre su mejilla.

Lo decía en su tarjeta de visita: “Nunca dejo un caso PENDIENTE”

 

FIN

 

20 Respuestas a “Pendiente (y 11)

  1. Genial no, lo siguiente!!

    No se que más decirte. Me ha encantado la historia. Me gusta mucho todo lo que escribes. Tienes una mente privilegiada para esto, de verdad.

    Saludos

  2. Plas, plas, plas (Aplauso sonoro) :-D
    ¿Para cuando la siguiente historia?

    • Jaja, gracias por el aplauso Javier.
      ¿La próxima historia?
      De Nolo no lo sé, aunque espero que a medio plazo volváis a tener noticias suyas.
      Las microhistorias seguirán por aquí. En principio, todos los viernes, e igual alguna otra intercalada.

      Saludos.

  3. Bravo y también gracias. Es que he estado hasta preocupada temiéndome un final triste, sucio, feo, desesperanzado…como dijiste que preparásemos los pañuelos…
    El caso es que han venido bien pero por otros motivos. Gracias

  4. Gracias a ti Blanca.
    Lo de los pañuelos era para provocaros a que leyerais el final, para mantener un poco el misterio. Un recurso barato para que entréis al blog, vamos ;-)

    Saludos.

  5. Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhh! Que bonitooooooooooooooooooooooooo!!!!!!!!
    Y encima con final feliz!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Ole y Ole por el Autor

  6. Que buenooo! Me ha encantado el final y el titulo de la historia! Y yo temiendome lo peor ya, final feliz, muy bueno, nos has tenido enganchados hasta el final, trocito a trocito, comentario a comentario.
    Como bien dicen por ahi arriba, enhorabuena y para cuando la proxima?

    • Muchas gracias Elena.
      Me alegro mucho que te haya gustado.
      Como ya he comentado, las historias seguirán aquí.
      Lo del titulo tiene su explicación, para otro día ;-)

      Saludos.

  7. Ohhhh, final espectacular,para un gran relato, no esperaba menos de ti , Nolo no podía morir .. Eres un crack.. Gracias por emocionarnos con tus historias!!

  8. ¡¡¡BRAVO!!!

    Casi me da un mal la semana pasada, pero sabía que no podías matar a Nolo (porque ponías en riesgo tu integridad física)

    Me ha encantado toda la historia y como nos has mantenido “Pendiente(s)” hasta el final.

    Enhorabuena ;)

    • Jajaja, no ha sido por amenazas, sino porque finalmente Nolo se supo cubrir las espaldas.
      Porque si fuera por vuestros temerarios votos.. ;-)
      Gracias por pasarte y comentar.

  9. Me ha encantado. Sabes jugar con las palabras, las ideas y los sentimientos, que es lo que yo pido a un escritor, además de contar bien una historia.
    He disfrutado de lo lindo.

    Un abrazo.

    • Muchas gracias Rafa por tus palabras. Creo que me falta mucho para poder ponerme el adjetivo de “escritor”.
      Me alegro que te haya gustado.
      Saludos.

  10. Oh, dios mio! oh my god! Pero qué bien escribes cómo me gusta tus historias y tus fotos. Amenas, directas, intensas, con suspense… Me encanta!!!
    Y sí, eres escritor! y quien diga lo contrario lo abofeteo! ea!
    Y menos mal que has hecho caso a las asociadas, no podría ser de otra manera! juas juas juas
    enhorabuena, tienes una enganchada más!!!

    • Muchas gracias Laila por tus palabras.
      Y, bueno, técnicamente soy escritor, puesto que escribo, jejej (no sea que me abofetees :-P )

  11. Gracias!!!!! Nolo sano y salvo, yupiiiiiiiiiiiiii!

    Ya te lo he dicho más veces, y leo que los demás también, eres jodidamente bueno chaval!!!! Nos has tenido enganchados desde el principio, sabías dónde y cómo cortar la historia para darle emoción, el título ha resultado ser brutal y el final también.

    Ya sabes que soy fan, y no sólo de Nolo ;) Enhorabuena Carlos, te has marcado un relato espectacular.

    PD: ¿cuándo volverán las historias basadas en las tres palabras? También me encantan!

    • Bueno, poco puedo decir, la verdad. Me dejas sin palabras.
      Solo darte las gracias cómo a todos por estar ahí, por leer, comentar y votar.
      Vosotros si que sois geniales.
      Ah, y tranquila, tendremos nueva temporada de “tres palabras” en breve.

Deja un comentario