Quiso recordar

Quiso recordar todo lo referente a ella: cada mirada, cada abrazo, cada roce, cada instante, cada conversación, cada guiño, cada sonrisa, cada beso.

Pero no podía, su cabeza estaba llena de trabajo, rutina, noticias y datos.

Entonces decidió hacer sitio en su mente para ella, y empezó a olvidar.

Primero fueron pequeñas cosas, como el lugar dónde había dejado el coche, o las llaves. Luego fueron recuerdos más amplios, como nombres o situaciones.

Pero no era suficiente, quería seguir recordándola, seguir teniendo en su mente cada minuto que había pasado con ella.

Y siguió haciendo sitio en su cabeza, siguió olvidando. Hasta que olvidó el lenguaje, el habla y hasta quién era el.

En la residencia se maravillaban de aquel enfermo de alzheimer que siempre estaba sonriendo.

Una respuesta a “Quiso recordar

  1. Que bonito sería, poder elegir los recuerdos con alzheimer.

Deja un comentario