Sal

Mar

Miró hacia el infinito. Cerró los ojos y tomó aire por la nariz. Cada milímetro de sus pulmones se llenaron de aroma a mar. Un olor profundo, intenso.

Avanzó.

Azul

Se lo imaginaba más azul. Nunca pensó que tendría aquel color oscuro, verdoso y marrón. Notó llenarse sus pulmones de mar.

Avanzó.

Luz

Poco a poco se fue apagando. Pasó de ser un todo a ser un punto sobre su cabeza. Luego se marchó. Era una oscuridad salada.

Ahora, ella también era mar.

…………………………………………………………………………………………………………….

La culpa de esta historia es de @angelesbarc

Gracias por tus tres palabras


Deja un comentario