Archivo de la etiqueta: colores

Colores de fiesta (Bonus track): Autorretrato

Carreras, caballos, cintas, toros, petardos… fiestas, al fin y al cabo.

Y allí estoy yo, con mi cámara, intentando ver las cosas de forma diferente.

Y así las intento transmitir.

Y, es que, así soy yo.

 

Colores de fiesta (VI): “Entrada de toros”

 

Un minuto. Es poco, pero se hace largo.

Gente que se aparta, las astas rozando el caballo. Gritos, emoción, nervios.

Pero, al final, la recompensa del trabajo bien hecho. Los toros están en la plaza.

Es el momento de recibir los aplausos y felicitaciones.

Colores de fiesta (V): Escalera

Estar en riesgo o salvado.

Disfrutar o sufrir.

Espectador o participante.

Cuando llega el toro embolao, la diferencia entre muchas formas de estar es un peldaño.

El primer peldaño de la escalera.

Colores de fiesta (IV): Toro embolao

Nervios. Gritos. Risas.

Una carcasa, sale el toro embolao, pero hoy los protagonistas son otros, son toreros valientes que se arriman al toro con respeto, pero sin miedo.

Simplemente ganas de pasarlo bien.

Es su toro, el que más disfrutan, el que más recuerdan.

Colores de fiesta (III): Cross

 

“Todos preparados”, se adivina a escuchar entre el griterío de la gente concentrada en la plaza.

Los de fuera, porque ellos no, ellos están concentrados, no apartan la vista del señor que lleva un pito en la boca y tiene la mano levantada. Saben que, en el momento en que suene el pito, él bajará la mano y habrá llegado su momento, el momento de la verdad, el momento de ser el más rápido y conseguir llegar el primero a la meta.

Suena el pito, baja la mano y empieza la carrera. Son los más pequeños, antesala de la carrera “de verdad”, la de los mayores. Aunque, para ellos, su carrera es la de verdad.

 

Benidorm by night

Estuve haciendo varias fotos desde el balcón del hotel y probando distintas aberturas y enfoques de la cámara. Además, sin trípode.. a pulso, como un campeón o apoyando sobre la barandilla del balcón.

Como buen español, no me he leido el manual, así que voy con el método prueba-error.

De todas las que hice, ésta es la que más me ha gustado, por el colorido que tiene y cómo éste se difumina hacia el negro conforme la fotografía va subiendo hacia el cielo.

Espero que os guste, yo, por mi parte, seguiré probando.

Cámara: Nikon D3100

F: f/3,5

Exposición: 1/8 s

ISO: ISO-800

Flash: NO

Photoshop: NO