Tu moto (bis)

¿Por qué no me llamaste? Pregunta absurda dónde las haya…

Porque ya no me lo puedes decir, porque ya no te tengo cerca, como antes.

Y me duele, me duele mucho. Me duele bajar a la calle y ver mi moto, en la acera y acordarme de ti.

De las horas pasadas junto a la puerta de tu casa, esperando a que tus padres te dieran el permiso para salir después de la comida del domingo. Mordiéndome las uñas por si ese día tenías que ir de visita y no podías venir conmigo.

De los kilómetros absurdos hechos únicamente con el fin de notar cómo tu cuerpo se acompasaba al mío haciendo uno solo, notar la suavidad de tus pechos en mi espalda. La de gasolina gastada sólo por tenerte abrazada a mi cintura.

De los ratos tensos porque te dejaba llevar la moto aunque no supieras. Debatiéndome entre la angustia de creer que nos caíamos y el placer de masajear tu torso. Suave, por debajo de tu camiseta. Poniéndome a cien y buscando el mejor sitio para parar y calmar nuestra ánsia.

Por eso muchos dias, cuando bajo a la calle y veo mi moto allí aparcada, sóla, envejecida, a la espera de seguir haciendo unos kilómetros con nosotros dos sobre ella, me apetece tirarla. Pero no puedo.

Por eso, la miro  con nostalgia y me pregunto; ¿Por qué no llamaste?, aunque se que es una pregunta absurda dónde las haya. Pero la seguiré mirando y me lo seguiré preguntando.

Porque no quiero que me sea indiferente.

…………………………

La culpa de estas palabras la tiene @RafaelTimer. Y para él va esta historia, para que piense que las preguntas, por absurdas que sean, siempre se deben realizar, porque alguien tiene una respuesta.

(.. y un poquito también, para la presi, porque es el contrapunto a la de la semana pasada)

 

7 Respuestas a “Tu moto (bis)

  1. Que bonito!! y cuanta nostalgia, lástima que yo de joven no tuviera moto, porque nunca podrían haberme dicho algo tan bello.
    Carlos, sigues levantando pasiones (y ternura)
    Besitos

  2. Emocionado por lo bien que escribes. Emocionado por los sentimientos que se desprenden. Emocionado porque todos, también yo, sabemos de lo que hablas. Y emocionado porque absurdo donde lo haya, no queremos que nos sea indiferente.

    Un abrazo.

  3. Bonito contrapunto, como te dije ayer tienes la capacidad de sorprenderme en cada relato.

    Gracias por seguir emocionando, no dejes de hacerlo.

  4. Me gustó mucho el contrapunto a esta historia, mucho, mucho, mucho, y hoy leo ésta y me encanta.
    Genial tu forma de contar las dos versiones tan diferentes de un mismo acontecimiento. Genial y tan real que me has puesto los pelos de punta.
    Gracias.

Deja un comentario